El Real Madrid sufre pero mantiene el liderato de la Euroliga

doncic-armani

El Real Madrid tuvo que esperar hasta los último minutos del partido para lograr una sufrida victoria ante uno de los peores equipos de la actual Euroliga el EA7 Milán, por 94-89, que le permite seguir siendo líder de la Euroliga, gracias a la anotación de Sergio Llull, Jaycee Carroll y Luka Doncic. La conexión entre Sergio Llull y el mexicano Gustavo Ayón, en los primeros momentos del partido, y el habitual triple a tablero de Llull al término de una posesión, aunque esta vez se adelantara en el tiempo, fue lo más interesante de un primer cuarto que terminó favorable al Real Madrid por 22-18. La ausencia de Rudy Fernández, al que se le concedió un descanso por parte de Pablo Laso para que se recupere mejor de algunos golpes que recibió el miércoles en la pista del Brose Bamberg, fue unos de los handicaps a los que se tuvo que enfrentar el conjunto madridista. Participa en el trivial de Oscar Mayer y puedes ganar entradas para el próximo partido.

Los de Laso quisieron dejar las cosas claras de inicio, pero el conjunto italiano terminó encontrando el baloncesto de las últimas jornadas. El Madrid buscó crecer desde la defensa, cortar las alas al rival y recortar la confianza de un colista venido a más tras dos victorias, pero la defensa desapareció en el segundo cuarto y el duelo se convirtió en una moneda al aire.

Randolph y Hunter cumplieron con creces como torres de un Madrid que sin embargo se descolocó en defensa y perdió parte del acierto inicial antes del descanso. Ahí, el Milan sacó petróleo, aparecieron Hickman, Dragic y Sanders para poner incluso a los de Repesa por delante antes de la segunda mitad (46-49) y confirmar que no hay partido fácil en Europa.

A los tres minutos de la reanudación el Palacio se dio cuenta también del partido trampa contra el colista (50-55). Con el público enchufado, el Madrid se puso el mono de trabajo en un partido sin duda incómodo, con el ritmo de los italianos y un Simon que se fue hasta los 20 puntos. Los de Laso se subieron a la moto de Llull para remontar (62-59) a pesar de fallar canastas fáciles, como al final del primer tiempo.

Reyes y Carroll tuvieron esas opciones no aprovechadas y el Milan volvió a mandar antes del último cuarto (69-73). Ese último parcial lo estrenó de nuevo Doncic y Llull, enfadado como el Palacio por las técnicas de los colegiados se quitó esa espina con un triple vital para cambiar la inercia del marcador a cinco minutos del final (81-79), mucho tiempo aún por gastar.

Con igualdad en el marcador a dos minutos del final (85-85), el Madrid impuso su ley, la de Llull, decisivo hace dos días ante el Brose, Ayón y un Doncic volando para matar (91-85) el duelo. Los minutos clave pesaron en un Milan incapaz de romper el feudo blanco y la racha de un Madrid a gusto en la pelea y que no encuentra rival en Europa.

0 Me gusta
0 No me gusta

Deja un comentario

Su email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *